Cuatro beneficios de las pólizas colectivas para trabajadores y empresas

0
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

seguro salud ok

Los seguros de salud son una los aspectos que más interesan a los trabajadores en nuestro país. Estas coberturas pueden ser contratadas individualmente o como colectivos y dentro de los seguros colectivos pueden ser abiertos o cerrados. Los colectivos cerrados son aquellos que son contratados por las empresas donde el titular de la póliza es la empresa y los beneficiarios los trabajadores y sus familiares.

Desde Servimediacion han analizado los principales beneficios que tienen este tipo de seguros:

Mejora de coberturas y precios. Al contratar como colectivo se pueden incluir prestaciones específicas y se consiguen precios sustancialmente más bajos que los que se puedan conseguir individualmente.

Descenso del absentismo laboral. Nadie puede negar que España cuenta con una cobertura sanitaria a través de la Seguridad Social francamente buena. Desgraciadamente lo que no suele funcionar como quisiéramos son las consultas a especialistas y sobretodo la realización de pruebas diagnósticas, pudiéndose agravar las dolencias con la consiguiente pérdida de capacidad de reacción ante posibles enfermedades. Independientemente de los tiempos expuestos, de 53/91 en la Seguridad Social y de 9/13 días en seguros de salud privados, en la atención a través de la seguridad social hay que acudir a consulta el día, la hora y a los médicos que se nos marque casi sin posibilidad de elección, en el caso de la atención privada, podemos elegir médicos, día y hora para acudir a consulta, con lo que se puede conciliar perfectamente nuestra labor profesional con la atención a nuestra salud.

Deducción en el impuesto de sociedades. A efectos fiscales, el coste pagado por la empresa en concepto de seguro médico para sus empleados y sus familiares se puede deducir el 100% como gasto social, y lógicamente deducir en la declaración del impuesto de sociedades.

Retribución flexible. La Retribución Flexible es una fórmula que permite a los empleados percibir parte de su retribución anual a través de la entrega de una serie de bienes y servicios, previamente seleccionados y ofertados por la compañía. Esta fórmula no pretende complementar la retribución del empleado con retribuciones en especie adicionales, sino maximizar la retribución neta sin que ello suponga un incremento de la carga salarial para la empresa.

 

Escrito por Redacción

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: