Siemens gana el premio a la excelencia Lean por su proyecto de transformación global

0
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Siemens ha sido galardonada con el Premio Lean Community 2017 en la categoría de “Alcanzando la Excelencia” por su proyecto de transformación de procesos de delegaciones internacionales. El certamen, organizado por la red de empresas Lean Community, ha reconocido a Siemens por haber conseguido alcanzar un alto nivel de madurez Lean gracias a la implantación de un proyecto de transformación global con resultados tangibles y duraderos.

Siemens España ha puesto en marcha un programa Lean estructurado y ambicioso en su organización. Con Lean, la compañía quiere instaurar una sistemática que permite identificar los “desperdicios” o tareas innecesarias en los procesos, servicios o proyectos para poder agilizarlos. A través de una estructura como DMAIC (Define, Measure, Analyze, Improve and Control) se muestra el camino a seguir para a alcanzar los objetivos establecidos. Enmarcado en la estrategia de la organización, Siemens ha iniciado un cambio cultural para hacer de la metodología Lean y sus herramientas la forma en la que cada uno de sus colaboradores, en el marco de la cultura de propiedad de la empresa, tenga la capacidad de mejorar un proceso dentro de su entorno de trabajo que genere re-trabajos, esperas o que supongan tareas innecesarias que no aporten valor añadido ni a los clientes ni a la organización. Además, en Siemens, consideramos Lean como un paso previo y necesario en el camino hacia la digitalización, pilar estratégico de la corporación.

Proyecto de transformación global en las delegaciones internacionales

El caso concreto por el que la compañía ha sido premiada se centra en la implantación de esta metodología Lean en las delegaciones internacionales, así como por un programa completo transformacional. Para Siemens es de vital importancia, ya que la compañía lleva a cabo unos 310 proyectos de media al año, de los que cerca del 14% se desarrollan fuera de España. Esta situación ha provocado la necesidad de revisar el proceso de desarrollo de negocios en las delegaciones internacionales, buscando la eficiencia tanto para la compañía como para las personas implicadas. Algo especialmente relevante en el caso de los delegados, que tienen que trasladarse temporalmente a trabajar en países muy diversos y con normativas legales muy diferentes. Este proyecto se ha realizado en dos fases: la primera, que se ha desarrollado en la División de Power Services, con la colaboración de la División RRHH de Siemens en España y el Centro de Delegaciones global en Praga. Y la segunda, donde se ha realizado una fase de replicación en el resto de la organización, que finalizó en 2016.

Los objetivos principales que Siemens persigue con este proyecto son varios, entre los que destacan: reducir los tiempos de trámite necesarios para el envío de personal en delegaciones internacionales, incrementar la eficiencia del proceso de delegaciones con el fin de minimizar posibles riesgos, alineando para ello a todas las partes involucradas en el proceso. Y, por último, poder involucrar a todos los stakeholders. Para lo que el uso de la metodología Lean, que no conoce fronteras, ha sido el factor crucial para conseguir el éxito.

Por otro lado, Siemens ha implantado un programa de transformación global estructurado en 3 bloques: gestión del conocimiento (con el despliegue de un programa formativo para toda la organización), proyectos lean (para el desarrollo de mejoras complejas coordinadas por la División Business Excellence) y cultura Lean (con el objetivo de captar ideas de mejora con metodología lean y su reconocimiento a través de premios anuales).

Ahorro de tiempo y costes

Esta iniciativa ha sido uno de los proyectos clave en Siemens España para fomentar el despliegue de la cultura Lean en la organización. Los resultados obtenidos tras la puesta en marcha se han notado desde el primer momento. Con la aplicación de esta metodología, Siemens ha conseguido una reducción de 16 días del “lead time” (tiempo desde que se inicia el proceso hasta que se finaliza) en apenas un año, de 31 a 19 días de 2015 a 2016. Y al finalizar el ejercicio fiscal 2016, el proceso se había reducido hasta constar de tan sólo 15 días. Por otro lado, el grado de satisfacción de los delegados ha aumentado del 52% en 2015 al 77% en 2016. En cuanto a los resultados económicos, se han obtenido importantes ahorros que han ido aumentando a medida que la metodología se implantaba en el resto de divisiones de la compañía, hasta alcanzar un ahorro total en los últimos 3 ejercicios fiscales de más de 180.000 euros.

Escrito por Redacción

Deja un comentario